La FED recorta tipos de urgencia por la crisis del coronavirus

La Reserva Federal anunció el martes un recorte de emergencia de medio punto porcentual en respuesta a la creciente amenaza económica del nuevo coronavirus.

Los mercados esperaban que el banco central de los EE.UU. tomara algún tipo de acción, anticipando un recorte de 50 puntos básicos para la próxima reunión del Comité Federal de Mercado Abierto a finales de este mes.

La medida llega la misma mañana en que el G-7 anunció que comprometería herramientas no especificadas para ayudar a la economía global a enfrentar la amenaza, y mientras Wall Street estaba en medio de otra venta de mercado.

Además del recorte de su tasa de interés de referencia para préstamos a un día, la Fed también anunció un recorte de medio punto porcentual en el interés que paga por el exceso de reservas bancarias.

Calcula cuánto podrás recuperar si Europa condena el IRPH mañana: hasta 25.000 euros de media

Mañana el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dará a conocer el contenido de una de las sentencias más esperadas por la banca y los consumidores españoles: la que juzga la posible abusividad del índice hipotecario IRPH. En caso de fallo favorable a los clientes, los hipotecados a los que se les ligó su interés a esta referencia sin darles las explicaciones pertinentes podrían recuperar hasta 25.000 euros de media, según los cálculos realizados por el comparador financiero HelpMyCash.com, que ha creado un simulador con el que los afectados pueden saber cuánto dinero se les podría devolver.

En caso de sentencia favorable, los afectados podrían reclamar

Lo que decidirá el TJUE, en concreto, es si el IRPH, un índice al que están ligadas cerca de un millón de hipotecas vigentes en España, debe ser sometido al control de transparencia. En caso de que los magistrados europeos sentencien que sí debe superarlo, los jueces españoles podrían declarar abusiva su aplicación en aquellos contratos hipotecarios en los que los bancos lo incluyeron sin explicar al cliente en qué consistía esta referencia y cuál era su método de cálculo. Por lo tanto, los afectados podrían recuperar todo lo pagado de más por esta tasa.

Desde el comparador bancario HelpMyCash.com han elaborado una calculadora gratuita de IRPH con la que se puede saber cuánto se podría recuperar en caso de que este índice fuera declarado abusivo por falta de transparencia. Ahora bien, esta compañía advierte de que la cantidad por reclamar sería mayor o menor dependiendo de cómo se recalcularan las cuotas ya abonadas: con un interés del 0%, con un tipo equivalente al diferencial o con el euríbor en vez de con el IRPH.

Imaginemos, por ejemplo, que un afectado hubiera firmado una hipoteca media de 150.000 euros a 25 años hace una década, con un interés de IRPH más 0,25%. Si el interés del préstamo pasara a ser del 0% tras la sentencia, la suma que podría recuperar sería de casi 25.000 euros. Si el tipo aplicado fuera el diferencial (0,25%), esa cantidad sería de unos 22.000 euros, mientras que si se sustituyera el IRPH por el euríbor y se mantuviera el diferencial, ese cliente podría reclamar casi 18.000 euros a su banco.

En la propia sentencia del TJUE podría indicarse cuál sería el escenario válido, aunque si no lo hiciera, esa decisión recaería en el sistema judicial español. En cualquier caso, un fallo favorable a los consumidores costaría mucho dinero a la banca: según Goldman Sachs, las entidades tendrían que devolver a los afectados por el IRPH un total de entre 7.000 y 44.000 millones de euros. Eso, junto a los 1.600 millones de euros que podrían tener que reembolsar, según Barclays, si el Supremo declara abusivas las tarjetas de crédito revolving (el otro gran frente que tiene abierto actualmente la banca), provocaría un agujero importante en las cuentas de las entidades, que podrían tratar de recuperar esas sumas mediante el encarecimiento de sus productos financieros (hipotecas, préstamos al consumo, cuentas…).

Si el TJUE falla a favor de la banca, aún se puede eliminar el IRPH

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea, sin embargo, también podría sentenciar que el IRPH no debe estar sujeto al control de transparencia, dado que se trata de una referencia considerada oficial publicada periódicamente en el Boletín Oficial del Estado e inscrita dentro de las condiciones generales del contrato hipotecario. Esa es, de hecho, la postura del Tribunal Supremo español, que se dio a conocer en un fallo de diciembre de 2017.  

Con una sentencia así, este índice ya no podría considerarse abusivo, por lo que los hipotecados que lo tuvieran en su hipoteca no podrían reclamar judicialmente su eliminación ni la devolución del dinero pagado de más. De todos modos, desde HelpMyCash.com afirman que existen otras maneras de deshacerse del IRPH sin necesidad de pasar por los tribunales, aunque no de recuperar lo abonado en intereses por su aplicación.

La primera consistiría en pactar con el banco para sustituir el IRPH por otra referencia (como el euríbor) o para pasarse a un tipo fijo, lo que se conoce como novación. Si la entidad no lo aceptara, se podría trasladar el préstamo a otra que sí lo hiciera mediante una subrogación de acreedor. Y si ambas opciones fallaran, la alternativa sería contratar una nueva hipoteca fija o ligada al euríbor para cancelar la existente. 

Todas estas operaciones costarían dinero, pero ese precio se amortizaría pronto con el ahorro obtenido tras la supresión de este polémico índice. En ese sentido, desde el comparador calculan que con una hipoteca media de 150.000 euros a euríbor se pagan unos 1.000 euros menos al año que con una ligada al IRPH.

El TUE aclara este martes si el IRPH si es abusivo

Semana decisiva para el cerca de millón de familias que tienen una hipoteca referenciada al IRPH ya que el martes el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) dictaminará  si se trata de una cláusula abusiva y por tanto nula o, por el contrario, se escapa de este escrutinio porque el hecho de que sea un índice oficial garantiza su transparencia.

Los jueces europeos deben responder, en concreto, a una serie de cuestiones prejudiciales planteadas por un juzgado de primera instancia de Barcelona con respecto la interpretación de la directiva sobre cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores.

El asunto se refiere al caso de un ciudadano español que firmó un contrato hipotecario con Bankia con una cláusula relativa al cálculo de los intereses ordinarios conforme al IRPH. Este cliente presentó una demanda de judicial por considerar que la cláusula era abusiva ante el juzgado barcelonés, que posteriormente elevo el caso al tribunal de Luxemburgo.

Según la documentación remitida por el juzgado de Barcelona al TUE, el IRPH representa aproximadamente el 10% de los créditos concedidos en españa y es «en efecto menos favorable» para el cliente que el Euríbor, utilizado en el 90% de los contratos. Además, apunta que emplear el IRPH en lugar del Euríbor supone un coste superior de entre 18.000 y 21.000 euros por hipoteca.

Así, la Justicia europea debe aclarar si es correcta la doctrina establecida por el Tribunal Supremo, que en 2017 dictaminó que un índice oficial como el IRPH no puede someterse a control judicial porque no está compendido en el ámbito de aplicación de la directiva europea sobre cláusulas abusivas.

Sin embargo, el Abogado General del TUE Maciej Szpunar declaró hace unos meses que el IRPH debe estar sometido a la tutela de los tribunales nacionales porque el mero hecho de ser un índice oficial no garantiza que sea transparente. Las conclusiones de los abogados generales no son vinculantes de cara a las sentencias posteriores, aunque suelen seguir la misma dirección en la mayoría de los casos.

De esta forma, si la sentencia del TUE siguiese el criterio del Abogado General, la Justicia europea abriría la puerta a una avalancha de demandas en los tribunales españoles, que obligarían a los bancos a devolver a los clientes grandes cantidades de dinero si declaran que las cláusulas eran efectivamente abusivas.

Por ejemplo, los seis bancos cotizados han admitido una exposición conjunta al IRPH que supera los 15.200 millones de euros. Entre allas, destaca la de Caixabank (6.060 millones), seguida de la de Banco Santander (4.300 millones), BBVA (2.800 millones), Bankia (1.300) y Sabadell (751 millones), mientras que Bankinter no tiene ninguna exposición a este índice.

Además, el juzgado barcelones también pregunta a la Justicia europea si, en el caso de que un tribunal declare que una cláusula con IRPH es nula por falta de transparencia, sería correcto sustituir este índice por el Euríbor en el contrato hipotecario o habría que dejar de aplicar cualquier índice, lo que dejaría al consumidor sólo con la obligación de devolver el capital prestado.