Wall Street reabre hoy su parqué tras dos meses clausurado por la Covid-19


La Bolsa de Nueva York (NYSE) volverá a abrir a partir de este martes y de manera parcial su sala de negociación del emblemático número 11 de Wall Street, que había permanecido cerrada desde el pasado 23 de marzo como medida de prevención sanitaria para frenar la propagación de la pandemia de Covid-19, tras lo que el mercado neoyorquino había venido funcionando estos dos meses de forma exclusivamente electrónica.

La reapertura del parqué neoyorquino se producirá así un día después de la festividad del Día de los Caídos (‘Memorial Day’) por la que ayer todos los mercados de Estados Unidos permanecieron cerrados y casi un mes después de la vuelta parcial de las operaciones físicas en el mercado de opciones y futuros NYSE Arca de San Francisco, que retomó a la actividad presencial el pasado 4 de mayo tras haber pasado también a modo electrónico el 23 de marzo.

«Nuestra reapertura el 26 de mayo seguirá al día en que, como cada año, honramos a aquellos que lo dieron todo por defender a nuestra nación. Este año queremos también honrar a los sanitarios y a los trabajadores de servicios esenciales», indicó la presidenta del NYSE, Stacey Cunningham, en un artículo publicado por el diario ‘The Wall Street Journal’.

En este sentido, Cunningham advirtió de que la reapertura parcial de la sala de negociación de Nueva York distará aún de una vuelta a la normalidad de las operaciones, puesto que, en primer lugar, los creadores de mercado designados de la Bolsa de Nueva York seguirán actuando de manera telemática, mientras que solo se permitirá la vuelta de una reducido número de brokers al parqué y estos deberán seguir una serie de precauciones sanitarias, incluida la obligación de llevar mascarilla.

Asimismo, la Bolsa de Nueva York someterá a controles de temperatura a todos los operadores como al resto del personal a la entrada del edificio y no permitirá el acceso a quienes no superen este trámite. Asimismo, el gestor de mercados ha recomendado evitar el uso del transporte público.

La última sesión presencial en Wall Street, celebrada el pasado 20 de marzo, despidió al selectivo Dow Jones de Industriales en los 19.173,98 puntos, mientras que en la reapertura de este martes, el índice de referencia partirá desde los 24.465,16 enteros, más de un 27% por encima.

La Bolsa de Nueva York había cerrado por última vez sus operaciones físicas durante dos días en octubre de 2012, tras el Huracán Sandy. Anteriormente, la negociación de la Bolsa neoyorquina había permanecido cerrada durante cuatro sesiones tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

La primera ministra de Nueva Zelanda sugiere una jornada laboral de cuatro días para reactivar el turismo y la economía

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, ha sugerido este jueves introducir una semana laboral de cuatro días a la semana para contribuir a la reactivación del sector turístico, mejorar la productividad y reactivar la economía del país ante la crisis generada por el coronavirus.

En un vídeo difundido a través de su página de Facebook, la mandataria ha puesto sobre la mesa la idea de reducir la jornada laboral y añadir vacaciones para que la población pueda desplazarse dentro del país y estimular la economía nacional.

En este sentido, ha resaltado que la pandemia ha enseñado a los neozelandeses una lección de «productividad» a medida que han tenido que adaptarse a las circunstancias. «Veo que hay mucha gente sugiriendo que la semana laboral tenga cuatro días», ha aseverado antes de destacar que considera que es una buena idea que podría implementarse siempre que trabajadores y empresarios estén de acuerdo.

«Al final eso depende de los empleados y empleadores. Pero hemos aprendido mucho sobre la flexibilidad a causa del coronavirus», ha detallado, según informaciones del diario local ‘The New Zealand Herald’.

SIN CASOS NUEVOS POR CUARTO DÍA CONSECUTIVO

El ministro de Sanidad, Ashley Bloomfield, ha destacado que no se han registrado casos nuevos de coronavirus por cuarto día consecutivo. En este sentido, ha expresado que espera que Nueva Zelanda no tenga que registrar más muertes a causa del virus.

En la última semana solo se han constatado dos casos nuevos, mientras que la cifra de muertos es de 21, tal y como indican los datos del Ministerio. En total, los infectados des el inicio de la pandemia son 1.503.

Bloomfield ha dicho sentirse «esperanzado» gracias a las bajas cifras obtenidas. Para el ministro, una tasa de recuperación del 97 por ciento supone un «gran dato». «Son datos prometedores», ha manifestado antes de subrayar que la cadena de contagios se ha roto en Nueva Zelanda.

La patronal suspende el diálogo social tras el pacto del Gobierno con Bildu para derogar la reforma laboral


El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha adelanto este jueves que la patronal da por suspendido el diálogo social después de que el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos haya pactado con EH Bildu la derogación de la reforma laboral.

Garamendi, en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, ha indicado que el diálogo social «está en suspenso» y se ha preguntado para qué se van a sentar en una mesa «si ya está decidido lo que se va a hacer en la mesa, si el menú del día está preparado». «Que no sigan contando con nosotros», afirmó visiblemente enfadado.

El presidente de la patronal apuntó que la CEOE lleva dialogando 40 años con los distintos gobiernos y se han sentado en todas las mesas, pero «siempre han encontrado lealtad institucional». «No se puede ir «con las cartas marcadas», reiteró.

Calviño admite que la crisis dejará una «enorme deuda» que «puede ser un lastre para generaciones futuras»

La vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha reconocido en el Congreso que la «enorme deuda» que provocará el «esfuerzo extraordinario» para afrontar la crisis del coronavirus «puede ser un lastre para generaciones futuras».

«¿Qué mejor que pensar en dejarles un mundo mejor?», se ha preguntado la vicepresidenta tercera del Ejecutivo en la sesión de control al Gobierno de este miércoles en el Congreso ante la pregunta de la portavoz de EH-Bildu sobre cómo piensa evitar que la crisis afecte de forma más intensa a la juventud, como en la anterior crisis.

En este sentido, ha reivindicado el programa del Gobierno para ampliar el programa de becas, mejorar la formación digital y profesional, impulsar la transición ecológica y políticas de investigación y digitalización.

Respecto a las medidas adoptadas en su plan de choque contra la crisis, enfocadas a los jóvenes, ha asegurado que «están muy orientadas directamente a proteger el empleo» y a «colectivos más vulnerables», y ha citado las prestaciones extraordinarias para trabajadores temporales sin cotización suficiente, las medidas para asegurar la vivienda o los suministros básicos.

La farmacéutica Moderna ampliará capital en 1.225 millones para financiar su vacuna contra la Covid-19


El laboratorio biotecnológico Moderna ampliará capital mediante la emisión de hasta un máximo de 20,64 millones de acciones ordinarias, equivalentes al 5,45% de su capital, cuyo importe alcanzaría los 1.340 millones de dólares (1.225 millones de euros) al precio de 76 dólares por acción establecido por la compañía, lo que representa un descuento del 5% respecto del precio de cierre en la sesión de ayer.

La compañía, que este lunes anunció resultados «prometedores» en los ensayos clínicos en fase 1 llevados a cabo con su compuesto mRNA-1273 como potencial candidato a convertirse en vacuna contra el coronavirus SARS-CoV-2, destinará los fondos levantados mediante la operación a cubrir las necesidades de capital circulante relacionadas con la fabricación del compuesto y su distribución dentro y fuera de Estados Unidos, asumiendo que lograse todos los permisos necesarios.

En un primer momento, Moderna venderá 17,6 millones de nuevas acciones ordinarias a un precio de 76 dólares, lo que elevaría a 1.250 millones de dólares (1.142 millones de euros) el importe de la operación, que se cerrará el próximo 21 de mayo. Sin embargo, la compañía ha otorgado a los suscriptores de la transacción el derecho de adquirir 2,64 millones de acciones adicionales en un periodo de 30 días, lo que incrementaría a 1.340 millones de dólares el importe de la ampliación de capital.

Los títulos de Moderna, que ayer subieron casi un 20% en el Nasdaq, han comenzado la sesión de este martes con un retroceso del 2,84%, hasta los 77,73 dólares. En lo que va de año, las acciones de Moderna se han revalorizado un 300%, incluyendo un 200% desde el pasado mes de marzo.

Lagarde dice que el BCE actuará «sin pestañear» ante un repunte de las primas de España o Italia

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ha asegurado que la entidad seguirá actuando «sin pestañear» para garantizar la correcta transmisión de la política monetaria en todos los países de la zona del euro, evitando así una subida brusca de los diferenciales exigidos en los mercados a países de la periferia del euro como España o Italia.

«Seguiremos actuando sin pestañear», afirma la francesa en una entrevista concedida al diario ‘El Mundo’, junto al italiano ‘Corriere della Sera’, el francés ‘Les Echos’ y el alemán ‘Handelsblatt’, recordando que, desde que el BCE anunció el 18 de marzo su programa de compras de emergencia contra la pandemia de coronavirus (PEPP), el diferencial italiano ha disminuido considerablemente, así como también lo han hecho las primas de riesgo de España y la de Portugal.

«Debemos asegurarnos de que la política monetaria se transmita a todos los países de la zona del euro, en todos los sectores. Este es el propósito de nuestro instrumento extraordinario, el programa de compras de emergencia frente a la pandemia (PEPP)», añade.

Lagarde considera «absolutamente justificado» este programa de compras de emergencia, a pesar de la enmienda planteada por el Constitucional de Alemania al programa de compra de deuda pública (PSPP), lanzado por el BCE en 2015 y que cuestiona la participación en el mismo del Bundesbank si el instituto emisor no ofrece explicaciones sobre la proporcionalidad del mismo.

«No temo ni por el programa frente a la pandemia (PEPP) ni por el programa anterior, que se refiere a las compras de deuda a partir de 2015 (PSPP)», señala la presidenta del BCE,subrayando que la entidad está sujeta a la jurisdicción del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. «Seguiremos siendo responsables ante el Parlamento Europeo y explicaremos nuestras decisiones a los ciudadanos europeos», apunta.

En cuanto a la posibilidad de que el Bundesbank, el banco central de Alemania, no siga participando en los programas de compra de deuda del BCE, Lagarde advierte de que, de acuerdo con el Tratado, todos los bancos centrales nacionales deben participar plenamente en las decisiones y en la ejecución de la política monetaria de la zona del euro.

«Cada banco central nacional de la zona del euro es independiente y no puede aceptar instrucciones de los gobiernos. Esto está establecido en los Tratados», defiende.

APOYO A LA PROPUESTA DE MERKEL Y MACRON.

Por otro lado, Lagarde considera que las propuestas de la iniciativa franco-alemana para establecer un fondo europeo de recuperación de 500.000 millones de euros «son ambiciosas, concretas y bienvenidas» y allanan el camino para una emisión de deuda a largo plazo de la Comisión Europea y, sobre todo, permiten la asignación de una importante ayuda presupuestaria directa a los Estados más afectados por la crisis.

«Si el plan de recuperación europeo combina las subvenciones comunitarias y los préstamos a muy largo plazo, con tipos de interés bajos, destinados principalmente a los países que más los necesitan, habremos dado un gran paso adelante en la solidaridad financiera europea», sostiene.

En este sentido, la francesa señala que la actual crisis no se corresponde a la situación vivida en 2012, ya que en la actualidad no se trata de una crisis financiera e inmobiliaria que se haya extendido a toda la economía, ni de una crisis en la que un país se ha puesto al margen del resto al haber aplicado una mala política económica.

«Es un golpe simétrico, que afecta a todas las economías al mismo tiempo», sostiene Lagarde, para quien es importante que todos los países vuelvan a arrancar en buenas condiciones utilizando todos los instrumentos disponibles.

De este modo, la presidenta del BCE considera que el esfuerzo para contrarrestar el impacto de la pandemia hasta ahora «ha sido demasiado asimétrico», ya que los países económicamente más débiles, que en algunos casos son los más afectados por el virus, no tienen el margen de maniobra presupuestario para hacer el esfuerzo necesario para que sus economías vuelvan a ponerse en pie.

«Por consiguiente, la solución es un plan de estímulo fiscal europeo rápido y sólido para restablecer la simetría entre los países a medida que salen de la crisis. Claramente, este plan debe proporcionar más ayuda a los países que más la necesitan. Proporcionar esta ayuda colectiva interesa a todos los Estados miembros», afirma.

El Gobierno aprobará en el último Consejo de Ministros de mayo la renta mínima para 100.000 hogares


El Gobierno aprobará el ingreso mínimo vital en el último Consejo de Ministros de mayo, que podrán empezar a cobrar unos 100.000 hogares vulnerables, según ha confirmado este lunes el Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

El ministro, en una entrevista en RNE recogida por Europa Press, ha garantizado que la renta mínima no sufrirá más retrasos y aunque no ha concretado cuándo podrá empezar a cobrarse, ha asegurado que será «con bastante rapidez».

«Desde el momento en que se apruebe el Real Decreto, se podrá solicitar el ingreso mínimo vital y se reconocerá el derecho a partir de esa circunstancia», ha indicado Escrivá.

Sanidad rectifica y da vía libre a las rebajas desde el lunes siempre que no generen aglomeraciones


El Gobierno ha decidido finalmente permitir las rebajas desde este lunes incluso en los lugares que aún siguen en la Fase 0 de la desescalada siempre, eso sí, que no generen aglomeraciones. De hecho, el Ministerio de Sanidad establece que, en el caso de producirse una gran afluencia de personas, deberá procederse al cese inmediato de estas promociones «si fuera necesario».

Así figura en la orden del Ministerio de Sanidad publicada este sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en las que se recogen la relajación de las medidas previstas en la Fase 2 de la desescalada, pero se incluyen también algunas modificaciones de las medidas que se habían previsto para la Fases 1 y 0.

En concreto, la nueva orden modifica lo relativo a las rebajas que se había introducido en la dictada por Sanidad el pasado 9 de mayo y que había dado lugar a distintas interpretaciones por parte del ministerio que dirige Salvador Illa, por un lado, y el Ministerio de Industria y Comercio, por otro.

En la orden ministerial del pasado 9 de mayo se establecía que, durante la fase 1, los establecimientos no podrían anunciar ni llevar a cabo acciones comerciales que pudieran dar lugar a aglomeraciones de público, tanto dentro del establecimiento comercial como en sus inmediaciones. Además, se fijaba la salvaguarda de que esta restricción no afectaría a las ventas en rebajas ni tampoco ventas en oferta o promoción que se realizasen a través de la página web.

DESACUERDO ENTRE SANIDAD Y COMERCIO

Según Industria y Comercio esta previsión permitía las rebajas en tiendas físicas, pero Illa, al ser preguntado en dos ocasiones a lo largo de esta semana, dejó claro que éstas no estaban permitidas porque podrían dar lugar a aglomeraciones, con el consiguiente riesgo de contagio.

Ahora, en su nueva orden publicada este sábado, el Gobierno introduce una disposición adicional que modifica la orden del 9 de mayo y que deja claro que se podrán hacer rebajas siempre que no den lugar a aglomeraciones que impidan el cumplimiento de las medidas sanitarias destinadas a evitar la propagación del virus. Esta medida regirá también en la Fase 0, en la que todavía están la Comunidad de Madrid, Barcelona y parte de Castilla y León, cuyos comercios podrán realizar promociones siguiendo las normas establecidas para el funcionamiento de los mismos en estos lugares.

RESPETAR LAS MEDIDAS SANITARIAS

Esa disposición, recogida por Europa Press, establece que son los comerciantes los que debe tomar medidas para evitar que se produzcan aglomeraciones que impidan el cumplimiento de las medidas sanitarias obligatorias.

Según recoge el texto, «las acciones comerciales o de promoción que lleven a cabo los establecimientos comerciales deberán estar acompañadas de medidas destinadas a asegurar» el cumplimiento de las medidas decretadas por las autoridades sanitarias.

Así, se deberá evitar que «se generen aglomeraciones que impidan el mantenimiento de la distancia de seguridad, el cumplimiento de los límites de aforo, o que comprometan el resto de medidas establecidas en esta orden». Si esto se produce los comerciantes deberán «adoptar las medidas adecuadas para evitarlas, incluyendo el cese inmediato de las mencionadas acciones comerciales o de promoción
si resultara necesario».

El PIB de la zona euro sufre una contracción récord del 3,8% en el primer trimestre

El producto interior bruto (PIB) de la eurozona registró en el primer trimestre de 2020 un descenso del 3,8% respecto de los tres meses anteriores, cuando había crecido un 0,1%, lo que representa la mayor contracción trimestral de la actividad de la eurozona en toda la serie histórica debido al impacto de la crisis del Covid-19, según la segunda estimación publicada por Eurostat.

En el conjunto de la Unión Europea (UE) la contracción del PIB en el primer trimestre alcanzó también un récord del 3,3%, inferior al 3,5% recogido en el dato preliminar publicado a finales de abril, después de la expansión del 0,2% registrada en el cuarto trimestre de 2019.

«Se trata de las caídas más pronunciadas desde que comenzó la serie en 1995», ha señalado la oficina estadística comunitaria, subrayando que «en marzo de 2020, el último mes del periodo cubierto, se empezaron a introducir de forma generalizada medidas de contención del Covid-19 en los países miembros».

En comparación con el primer trimestre de 2019, el PIB de la eurozona retrocedió un 3,2% y el de la UE un 2,6%, en ambos casos las mayores contracciones de la actividad desde el tercer trimestre de 2009, cuando el PIB de la zona euro cayó un 4,5% interanual y el de la UE un 4,4%.

De los países con datos disponibles, los mayores descensos del PIB en comparación con el trimestre anterior dentro de la Unión Europea los registraron Francia (-5,8%), Eslovaquia (-5,4%), España (-5,2%), Italia (-4,7%) y Bélgica y Portugal (-3,9%), mientras que la economía alemana se contrajo un 2,2%.

Por el contrario, solo tres economías informaron de un crecimiento del PIB en los tres primeros meses del año: Rumanía y Bulgaria, que informaron de un incremento del 0,3%, y Finlandia, cuyo Producto Interior Bruto (PIB) aumentó un 0,1%.

En comparación con el mismo periodo de 2019, las mayores caída del PIB se dieron en Francia (-5,4%), Italia (-4,8%), España y Eslovaquia (-4,1%). Por el contrario, los mayores subidas se registraron en Rumanía (+2,7%), Lituania (+2,5%) y Bulgaria (+2,4%).

LA TASA DE PARO SUBE EN MARZO.

Por otro lado, Eurostat también informa de que el numero de personas empleadas en el primer trimestre de 2020 descendió un 0,2% tanto en la eurozona como en el conjunto de la Unión Europea, frente al aumento del 0,3% que registró en los tres últimos meses de 2019.

Esto supone el primer descenso desde el segundo trimestre de 2013 en el caso de la zona euro y desde el primer trimestre de 2013 en el conjunto de los Veintisiete.

En comparación con el mismo trimestre de 2019, el número de personas empleados se incrementó un 0,3% en ambas zonas, en contraste con las subidas del 1,1% y el 1% que registró en los tres últimos meses de 2019 en la zona euro y en la UE, respectivamente.

Estos incrementos son los más bajos desde el primer trimestre de 2014 en el caso de unión monetaria y desde el cuarto trimestre de 2013 en el de la Unión Europea.

Viena dará cupones de 50 euros a sus ciudadanos para gastarlos en bares y restaurantes

El Ayuntamiento de Viena repartirá cupones de hasta 50 euros entre los 950.000 hogares de la capital austriaca para que las familias puedan gastarlos en bares y restaurantes y así ayudar a la hostelería a reflotar tras dos meses de confinamiento por la pandemia de coronavirus.

Las autoridades locales darán 50 euros por cada hogar donde vivan varias personas, mientras que si solo hay un residente el cupón se reducirá a 25 euros. Los cheques podrán gastarse a partir del viernes –coincidiendo con la apertura de los negocios de cáterin– y no podrán destinarse a la compra de bebidas alcohólicas.

«Estamos luchando por cada negocio y por cada empleo», ha dicho el alcalde, el socialdemócrata Michael Ludwig, que en octubre precisamente aspira a la reelección. El programa de cupones está valorado en 40 millones de euros y se suma a un plan de estímulo del Gobierno central para la hostelería de 500 millones.

Las autoridades estiman que Viena tiene más de 9.000 bares y restaurantes y que estos establecimientos generan unos ingresos anuales de 1.400 millones de euros.